8 Consejos para reducir el consumo de plástico



Actualmente reducir el plástico parece una tarea imposible, ya que lo encontramos prácticamente en cualquier lugar: la comida se vende en envases de plástico, así como los productos de higiene.


El plástico tiene una vida útil de unos 12 a 15 minutos, ya que la mitad del plástico que utilizamos es de un sólo uso (como botellas de plástico o pajitas). Pese a su corta vida, tardan centenares de años en descomponerse.


Es muy difícil evitar el plástico en tu día a día, pero es posible reducir su consumo a través de pequeñas acciones, usando productos sostenibles y respetuosos con el medio.



1) Evita comprar agua en botellas de plástico de un solo uso


En casa te recomendamos beber agua del grifo filtrada y para llevar, en lugar de comprar botellas de plástico pequeñas, puedes tener contigo una botella reutilizable.




2) Utiliza productos ecofriendly para reducir el consumo del plástico


Un producto eco friendly es aquel que ha sido creado respetando el medio ambiente, con el objetivo de beneficiar el planeta y facilitar su reciclaje. Un ejemplo serían los cepillos de dientes de madera.


3) No uses popotes de plástico para beber



Los popotes de plástico son totalmente prescindibles ya que simplemente podemos beber del vaso. Además, representan un peligro para los animales marinos.


4) Evita mascar chicle



¿Sabías que la mayoría de los chicles actuales contienen plástico en su composición? Hoy en día existe la forma de reciclar este producto, pero no en todas las plantas de reciclaje se hace. Además, se trata de un residuo que fácilmente acaba en el suelo.


5) Haz la compra con bolsas reutilizables o de tela


En los comercios ya no se permite dar bolsas de plástico de forma gratuita. Puedes dar un paso más yendo a comprar con bolsas de tela, de materiales vegetales o incluso con carrito.






6) ¡Olvídate de los paquetes! Compra a granel

También puedes optar por comprar a granel en tiendas y supermercados especializados, por ejemplo, el café, los cereales, las legumbres o el azúcar.




7) Busca productos de limpieza alternativos

No necesitas varias botellas de plástico para limpiar los suelos, los baños o las ventanas. Puedes utilizar productos naturales y económicos como el bicarbonato de sodio o el vinagre como sustitutos.




8) Usa cerillos para encender el fuego

Los encendedores para la cocina están hechos de plástico y verdaderamente son difíciles de reciclar. Al igual que los chicles, suelen acabar tirados por el suelo. En cambio, los cerillos son biodegradables y realmente baratos. Si además eres fumador o fumadora, estás reduciendo aún más los residuos producidos.


Es responsabilidad de todos que reciclar en el hogar se convierta en una tarea eficaz, rutinaria y duradera. Reciclar de manera correcta es la base para preservar el planeta y asegurar un futuro sostenible para las futuras generaciones.



Derechos Reservados Pulizia en Línea




17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo